Ir al contenido
¡Más cómodo, más fácil! Da clic y tramita tu crédito por WhatsApp (614) 241.4225
¡Más cómodo, más fácil! Da clic y tramita tu crédito por WhatsApp (614) 241.4225
Check básico para tu motocicleta.

Check básico para tu motocicleta.

En la actualidad podemos ver transitando motociclistas desde los diferentes puntos de la ciudad. Nuestra cultura vial es cada vez más respetuosa de los diferentes métodos de transporte.

Si ya decidiste que la motocicleta es el transporte idóneo ya sea para trabajo o de esparcimiento es preciso que, sin meterte en trabajos de un taller profesional y que no dudo que tengas esas habilidades, hay ajustes o revisiones que debes tener en cuenta para mantener tu moto en forma.

Consulte en el aceite del cárter.

Lo principal es siempre seguir las instrucciones del manual. Deberás asegurar el tipo de aceite a usar, cuida no rebasar el máximo indicado ya que rellena de más ya que es tan malo como no traer aceite.

Si observas que el consumo es acelerado te recomendamos evaluarlo con un profesional por lo que puede tratar de una avería mayor.

El aceite usado debe ser tratado de manera especial, puedes buscar en Google algún tutorial del tratamiento que deberás darle.

Consultar en las llantas.

Al ser el elemento que mantiene el contacto con el asfalto o superficie por la que conduce es de vital importancia que tengamos especial atención.

La presión del aire debe ser conforme el rango que venga especificado, permitiendo que alguna variación conforme a la preferencia de su manejo. Un neumático demasiado inflado, falto de aire o dañado dañado en riesgo tu seguridad como pisar una cáscara de plátano en los cómics.

Fuera de bromas, la presión debe ser chequeada en frío, revisar que tengan aún dibujo y que no se agriete el plástico, así ser requisitos de invertir en un par nuevo.

Consultar en la batería.

Básicamente si detecta alguna irregularidad puede reponerle el agua destilada que requiere para revivirla. Deberás tener cuidado ya que una batería contiene ácido sulfúrico y no querrás dejar tu ropa como zombi de The Walking Dead, dejarte marcas en la piel o afectar la perfecta estética de tu bólido de dos ruedas. Si no eres muy diestro para ello recurre al taller de tu confianza.

Consulte en la Cadena y Frenos.

La cadena debe presentar tensión conforme al manual de tu moto, no debes estar estirada, desgastada o si puedes despegar de los eslabones, si es así a correr al más alto especializado.

También te recomendamos echar un vistazo de vez en cuando a las pastillas de los frenos, el exceso excesivo puede ser más costoso que el ahorro de estirar lo más posible su uso dañando las discotecas.

Consultar en Limpieza y Lubricación.

Una vez que tengas los puntos anteriores listos, puedes pasar al lavado de tu moto, te recomendamos hacerlo con espoja suave y un jabón probado para evitar el desgaste en el color. Aceitarla después de su merecido baño lo puedes hacer cuando la cadena aun este caliente, pero usando debidos guantes y cuidado. Un spray engrasante, de apoco y seguido ya que el exceso puede causar problemas. El uso de aceite de grafito también te puede ayudar.

Con estos consejos mantedrás en óptimas condiciones tu motocicleta, alarga el uso y puedes lucirte en el tráfico de tu ciudad.

 

Artículo anterior ¡Perdido como un calcetín en una Lavadora!
Artículo siguiente Rediseña tu habitación este Nuevo Año